Carta a Madrid

Guadalupanos por el mundo

Alguien muy querido y que ahora colabora con la Nunciatura Apostólica y Embajada de la Santa Sede en México.

Carta a MadridGonzalo aplaudiendo en una celebración eucarística.

El tiempo es la medida del movimiento.

Nuestra vida es movimiento y por eso se realiza en el tiempo.

Un año, trescientos sesenta y cinco días, tantos amaneceres y atardeceres. 12 lunas llenas y miles de estrellas que aparecen y desaparecen en el firmamento.

Personas y acontecimientos.

Presencias y reminiscencias.

Recuerdos y encuentros.

Memoria y cotidianidad.

Me ofrecen un momento para repasar calendarios. Pasan ante mí rostros, con nombre, y eventos. Veranos e inviernos. Madrid y México. Hermanos, amigos y familia.

Ayer:

Génesis, CPM, Misa de niños, de 11 y de 1pm. Betania, Acogida, Búsqueda, Santa María, Árbol…. Alianza de Amor, VISACEN, Consejo de Pastoral, de Representantes. Pastoral de Adultos, Formación básica, Momentos fuertes…

Fiestas: Guadalupe, Navidad, Pascua, Pentecostés… Verano… Equipos de liturgia (niños, 11, 1pm)… Coros con todo y Mariachi y Mary Chrismas….

Sacristía, Celia y Pepe…

El hall: Patruscka…

El ascensor (aquí elevador)…

Bares y cañas…. ….

Escenas, personas, encuentros y desencuentros….

Aceptaciones y rechazos….

Radiografías y cenas…

Misioneros y seglares…. Arciprestazgo…

Mi cuarto, la capilla, la sala de tv, el comedor, la cocina (Solalinde, Lorenciana, Gaudencia), la sala de juntas: Alfonso, Fernando, Giancarlo, Vicente, Oziel, Manolo… Las Ventas y la Maestranza…

Aquí y ahora:

Gonzalo saludando en un jardín.

La Santa Cruz, la Pastoral infantil, Misa de niños con la dinámica de Rafa Vera, la Misa de 11, no con la Misa Rociera, sino con el coro de hace 20 años, cuando fui Párroco. Atascos de hora y media….

Encuentro con aquellos que bauticé, les di la primera comunión, los casé, y volví a bautizar y a darles la primera comunión y a casar, pero ahora hijos.
Mi familia, mis hermanas y cuñadas, los hermanos ya partieron, mis 17 sobrinos y ya no sé cuántos sobrinos nietos, reunidos hace un año en las Playas de Puerto Escondido, en el Pacífico para celebrar la familia.

Comidas y cenas con los que hace 51 años conocí, y con los que en 51 años he conocido. Cada día un abrazo y un beso.
Tener que levantarme a las 5 de la mañana para ir a clase de italiano, y después colaborar en la Nunciatura Apostólica y Embajada de la Santa Sede en México, para conectar a la Iglesia de México con el papa Francisco y sus colaboradores.
Recordar, vivir, amar y ser amado, recibir cariño a puños.

Ayer levantaba una caña para brindar por la vida; hoy levanto un Tequila para decir a todos:

¡Gracias y Felicidades! Madrid es México y México es Madrid… y mi corazón son todos.

Un beso doble como allá.

Gonzalo Mispi

 

Gonzalo celebrando.