Vigilia de Pentecostés

Sábado, sobre las 20:30 de la noche. Mayo ya entró de lleno y disfrutamos del sol, el calor, el invierno ya se marchó hace un tiempo. Y hoy, ¿qué hacemos? Pues me han invitado a acercarme a la Parroquia de Guadalupe, esa puntiaguda… que parece un sombrero mexicano. ¿Un sábado? ¿Por la tarde? ¿A una parroquia? ¿¿A qué?? Pues para reunirnos en comunidad, para orar y cantar, para celebrar en comunidad y abrirnos en comunidad al Espíritu Santo, para dejar que susurre, sople y nos mueva.

Y así fue, el pasado 14 de mayo celebramos en comunidad nuestra Vigilia de Pentecostés. Una vigilia que fue preparada con cariño por las comunidades “jóvenes” de Pastoral de Adultos: Iguazú, Ruahtalí y Tabish. Una vigilia que nos invitaba a dejarnos llevar por el Espíritu Santo y Enredarnos por la Misericordia, como nos ha venido guiando el lema parroquial de este año. Enredarnos y descubrir los rostros de la misericordia a nuestro alrededor.

Y allá que fuimos y allí que estuvimos. Orando, danzando y cantando. Junto con nuestros hermanos del grupo Ixicis, que vinieron desde Málaga, Huelva y otras partes de España para animar nuestra celebración y orar con sus cantos. Para hacernos vibrar y que nos pudiéramos mover al ritmo del Espíritu, y dejarnos llevar por él a vivir la misericordia, cerca y lejos.

Una Vigilia que este año vivimos en tres momentos diferentes, para poder acercarnos a ese misterio que es la Misericordia, misterio que hoy en día se antoja casi una locura y algo radical. Una Vigilia que intentaba que abriéramos puertas y ventanas, igual que el Espíritu vino a abrir las puertas porque los discípulos estaban encerrados por miedo a los judíos… Qué casualidad que nos toca vivir tiempos de miedo y de cerrar: puertas, vidas, fronteras, países, corazones…

Empezamos haciéndonos conscientes que la Misericordia está cerca, a nuestro alcance. En nuestro día a día, en la gente que nos rodea. Y así, en clave de oración personal, tomar conciencia de qué me impide o me aleja de esa gente que me rodea, que cuestiones no me dejan experimentar esa misericordia.

Y de ahí, pasamos a experimentar en nuestras carnes lo que sucede cuando en nuestras familias y comunidades no vivimos desde ese Espíritu, desde la misericordia… cómo surgen tensiones, tiranteces. Y sí, lo experimentamos… ¡porque nos unimos todos como en una gran cuerda y empezamos a tirar, a “jalar”, a llevarnos las cosas a nuestro terreno. Para posteriormente experimentar qué sucede cuando bailamos y vibramos juntos al ritmo del Espíritu. Fue precioso ver a todo el templo bailando una danza contemplativa, guiados por el Espíritu… pequeños, jóvenes, mayores y muy mayores!!!

Continuamos mirando esa necesidad del mundo de Misericordia, quizás más lejana, pero que también nos mueve y nos conmueve, que nos llama a actuar. Para terminar cantando juntos e invocando a ese Espíritu que nos une, que lleva moviendo a tantos hermanos desde hace tiempo y a la congregación de misioneros que nos anima. Ese Espíritu que nos sigue animando cada día a escuchar su susurro y dejarnos mover por él, hacia los hermanos, a cambiar el mundo que nos rodea

¡¡Feliz Pentecostés!!

Al Amor de la Palabra

Al Amor de la Palabra es un intento de unir canto y oración que nace de los coros y grupos de liturgia de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe. Nuestro proyecto surge como una fusión de las diferentes experiencias de canto y oración que habíamos conocido y vivido en nuestra vida comunitaria, y también de otros grupos católicos: Brotes de Olivo, Luis Guitarra, Maite López e IXCIS; entre otros. Esta inquietud musical se une a una pasión por la Palabra, o mejor dicho, por la Vida de Jesús llevada a nuestras vidas, que hemos recibido de los Misioneros del Espíritu Santo.

Todo ello desembocó en la construcción de nuestra primera Vigilia de canto y Oración, que bautizamos Al Amor de la Palabra; con mucha ilusión, trabajo y con pocas certezas de qué iba a ser aquello.

Nuestra primera celebración tuvo lugar en la Cripta de Guadalupe, nuestra casa, en junio del año 2014. El lema de aquel curso en la parroquia era: “Busca a tu hermano, sal a su Encuentro”, y eso fue lo primero que hicimos. Salimos a su encuentro en otras dos parroquias madrileñas: Santísimo Redentor de Félix Boix (noviembre 2014) y en San Juan de Ribera (enero 2015) con diferentes experiencias en cada una, todas enriquecedoras. Por último, el V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús, nos dio la oportunidad de preparar, para el Carmelo Seglar de San José de Aranaz de Madrid, una nueva versión cuyos textos se adaptaron para la ocasión.

Aquello tomaba forma y se afianzó en la Pascua de 2015 con una segunda edición; titulada Tiempo de Dios, construida sobre una reflexión que llevaba a nuestra vida el maravilloso texto del Eclesiastés (“Todo tiene su tiempo…”) y de acompañar a Jesús por el Evangelio de Marcos, adaptando al castellano algunos clásicos como “Turn! Turn! Turn! de The Byrds.

En esta edición repetimos en la vecina San Juan de Ribera, pero también nos propusimos ampliar nuestras fronteras, para llegar a la entrañable parroquia Nuestra Señora del Sagrario en Carabanchel (donde una comunidad de avanzada edad nos recibió con un amor inmenso) y San Gabriel de la Dolorosa, en el Pinar de Chamartín.

En el momento de escribir estas líneas, Junio de 2016, tenemos claros nuestros objetivos y queremos haceros, a toda la Comunidad de Guadalupe, partícipes de ellos. Por eso, tras el proceso de haber llevado una vez más la Palabra a nuestras vidas, hemos vivido con vosotros nuestra tercera edición, que nos acercó a los “Rostros de la Misericordia” y que también tenemos intención de llevar a otras comunidades.

http://alamordelapalabra.blogspot.com.es/

Gracias por ayudarme a descubrir a Jesús

Llega mayo, el mes de la temporada alta de bodas y comuniones, y en Guadalupe hay 45 personas que están nerviosillas, “toca” celebrar su Primera Comunión.

Serán en tres sábados: el 7 y el 21 por la mañana y por la tarde y el 14 por la mañana. En grupos de 9 entre niños y niñas. Tuvimos calor el 21 pero el 7 y el 14 la temperatura fue agradable aunque con lluvia.

Llegan una hora antes de la hora prevista de inicio de la celebración para fotos y para juntarnos el grupo con los API’s (Agentes de Pastoral Infantil) en la capilla del Padre, calmar nervios y orar antes de la celebración.

En la sacristía nos esperan Giancarlo o Gonzalo los celebrantes “alternos”.

Se oye “Un nuevo sitio disponed” que cantan los coros y la asamblea, llegamos al pasillo central de la cripta y los niños y niñas se van acomodando en su banqueta del presbiterio, seguidos del Celebrante y su acólito.

La ceremonia discurre con las presentaciones de los participantes, más o menos largas, los comulgantes leen “el perdón”, “las peticiones”, “las ofrendas”, renuevan las promesas de bautismo, hacen su Credo y acción de gracias. Los padres también tienen su sitio leyendo las lecturas y su acción de gracias y se comprometen con sus hijos a seguir acompañándoles en el don y la tarea de seguir a Jesús.

Los niños y las niñas reciben a Jesús como esperaban, uno a uno el sacerdote se lo ofrece y ellos se miran entre sí o se recogen con Jesús. Alegría, ganas de saltar, ganas de jugar y ganas de vivir una nueva etapa en el camino de la vida al lado y con Jesús.

El objetivo de este segundo año de Génesis es SENTIR  a Jesús y se ha cumplido. Jesús se ha encargado de que lo sintamos cerca los niños y niñas de segundo, sus familias, los sacerdotes y los API’s.

Pero como el seguimiento de Jesús dura toda la vida el camino “que se hace al andar” continúa en Tercero de Génesis y esperamos que los 45 sigan construyendo este camino alrededor de Jesús.

Como API ya es un privilegio no sólo sentir a Jesús sino también poder “verlo” en la mirada de los niños y niñas que este curso lo han recibido a través de la Eucaristía de su Primera Comunión. ¡Gracias a las familias, gracias a vosotros niños y niñas, gracias API’s, gracias mispis!

¡Gracias Dios que nos quieres como somos, desde el pie hasta el último pelo de la cabeza!

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?