Fundación “Laudes Infantis”

Entrevista a Almudena Rivas (Fundación Laudes Infantis)

Hilando sueños, un proyecto que dignifica a las mujeres de la localidad de Ciudad Bolívar, en Colombia.

El proyecto en el que colabora DyS, ¿es parte de una inciativa más amplia? En caso afirmativo, ¿en qué consiste, en líneas generales?

La iniciativa “ Formando mujeres con mayores oportunidades de participación social y económica”,  se encuentra dentro del eje de oportunidades  productivas que desarrolla la Fundación Laudes Infantis en los territorios de intervención.

Para Laudes Infantis, la productividad no es solo entendida como la generación de medios económicos, sino que tiene un concepto más amplio, considerando que la vida de cada persona debe ser productiva, para ella misma en primer lugar, pero también para su familia, comunidad y sociedad.

Aunque este concepto parece obvio, gran parte  de la  población con la que trabajamos ha sufrido desplazamiento forzado, y viven el desarraigo, la ruptura de sus proyectos de vida y una incertidumbre permanente frente a su futuro. Por ello dentro de este  eje de productividad, a través de una estrategia de formación en desarrollo humano,  inician a generar un reconocimiento de sus  habilidades, talentos   y capacidades, de construcción de un  proyecto de vida familiar, personal,  llevándolos en muchas ocasiones a encontrar su vocación. Se suma a ello, una capacitación en herramientas digitales y la posibilidad de aprender un oficio. La iniciativa apoyada por Dignidad y Solidaridad ha permitido  adecuar y dotar de equipos el taller de Corte y confección al que hemos denominado “Hilando Sueños”, desde el cual ya se vienen formando en este oficio a  más de 30 mujeres de estos territorios.Hilando Sueños, taller de corte y confección

¿Cuándo empezó el proyecto y cuáles son las actividades principales? ¿Cuáles son las otras fuentes de financiación?

 El proyecto se inició en enero de este año, 2019 y, además de contar con el apoyo de Dignidad y Solidaridad, se  ha sumado la financiación de la Embajada de Alemania en Colombia y de la Fundación Roviralta de España. Gracias a la contribución de todos ustedes se ha podido poner en marcha este proceso.

Perfil de los beneficiarios del proyecto: ¿son niños, mujeres, enfermos, familias, etc.?

 El proyecto va dirigido en especial a mujeres, la mayoría de ellas madres, en especial adolescentes y/o cabezas de hogar, en condiciones de vulnerabilidad o desplazamiento forzado, además de con alto riesgo de caer en redes delincuenciales y de  prostitución.

¿Cuáles han sido los mayores desafíos para llevarlo a cabo?

Han sido varias las dificultades para poner en marcha el presente proyecto, una de ellas, es lograr la confianza y respaldo de organizaciones que lo patrocinen. Es por esta razón que el equipo Laudes Infantis, y las participantes del proyecto, se encuentran tan agradecidas con el apoyo ofrecido por Dignidad y Solidaridad, así como de las demás entidades financiadoras.

Una vez logrado el recurso, y a pesar de los acuerdos que la Fundación tiene hace años con el Servicio Nacional de Aprendizaje- SENA, entidad que proporciona el profesorado para desarrollar la formación en oficios, en este caso de Corte y Confección. Dada la lejanía y las dificultades de acceso al barrio Bella Flor, donde se encuentra el taller Hilando Sueños, ha sido difícil lograr que  la formadora asuma  de manera firme el compromiso de capacitar a las mujeres.

 Por último, aunque  el interés de las mujeres frente a la propuesta ha sido siempre muy  alto, se presentan algunas dificultades como: acordar los tiempos para que todas puedan acudir a las formaciones, en algunos casos debido a sus fuertes cargas familiares, y en numerosas ocasiones, a dinámicas estructurales y machistas dentro de los hogares donde se les prohíbe acudir a formarse. Lo que ha supuesto establecer  por parte de Laudes Infantis procesos de diálogo y concertación de acuerdo dentro de las parejas o familiares, que en algunos casos han dado sus frutos, pero no en todos.

¿Se han conseguido llevar a cabo todos los objetivos propuestos? En caso negativo, ¿cuáles han sido las razones?

A solo tres meses de finalizar el año, estamos muy satisfechos de los resultados que se han ido obteniendo, más de 50 mujeres se encuentran formándose en programas de desarrollo humano y herramientas digitales, y más de 45 están avanzando en la  capacitación en Corte y confección, generando por parte de algunas de ellas una incipiente unidad productiva. Todo ello nos hace suponer que los objetivos propuestos para el 2019 se alcanzarán de manera adecuada.

¿Cómo ha cambiado la situación de partida a las personas beneficiadas del proyecto?
El proceso pone en contacto a las mujeres con sus habilidades, capacidades y talentos, así como la posibilidad de poner en marcha metas y sueños, en muchas ocasiones truncados por las situaciones vividas y la concepción del rol tradicional de la mujer dentro de los sistemas familiares.

Quizás el proyecto este año no logre generar cambios significativos en las condiciones materiales y económicas  de estas mujeres, pero sin duda ya está creando en ellas un cambio en su autoestima, las está sacando de la apatía, desencadenando mecanismos internos que poco a poco están permitiendo un cambio en la forma como se ven, se identifican y relacionan dentro de sus entornos familiares y comunitarios. Algunas de ellas ya han iniciado a pensarse la posibilidad de crear juntas actividades económicas, pero sin duda creemos que lo más importante es que se están poniendo al frente de sus vidas, y tomando partido en decisiones familiares y comunitarias.

Y a partir de ahora, ¿qué os planteáis?, ¿cuál es el siguiente paso que queréis dar?

Laudes Infantis quiere avanzar en los procesos de formación desde el Taller Hilando Sueños, seguir generando las condiciones para que, en especial las  mujeres, desarrollen todo su potencial y se vean capaces de ponerse al frente de sus vidas, convirtiéndolas en referentes dentro de sus familias y comunidad.

Esperamos también que surjan iniciativas de carácter cooperativo dedicadas  a la confección y diseño, a las cuales poder acompañar hasta lograr que sean sostenibles, permitiendo que las condiciones de las familias que deben llegar a liderar estás mujeres, mejoren no solo a nivel de ingresos, sino de proyección hacia futuro de todos y todas sus miembros en la familia.

¿Podrías resumir en una frase lo que ha significado contar con el apoyo de DyS?

Contar con la confianza y apoyo de una organización como DyS,  significa posibilitar la apertura de  nuevas oportunidades, para que mujeres de la localidad de Ciudad Bolívar, en Colombia, puedan encontrar un espacio en el que reconocerse, formarse y trabajar para  cambiar sus condiciones de vida. Sin duda, significa brindar la esperanza de que otros puedan alcanzar también sus propósitos y llegar a vivir con dignidad.

 

 

 Se abre el plazo para presentar proyectos y solicitar financiación a DyS, desde el 28 de octubre al 21 de noviembre.
Para ello, y para cualquier duda, usar el formulario adjunto y enviarlo al correo de DyS (dys@parroquiadeguadalupe.com).