Una nueva comunidad: Getsemaní

Después de un arranque abrupto y varios meses cargados de intensas vivencias, el nombre que hemos adoptado para nuestra Comunidad es Getsemaní.

Seguro que todos recordáis el pasaje del Evangelio donde Jesús va con sus discípulos, como de costumbre, a Getsemaní y les pide que velen con Él.

Nosotros como ellos, también 11, reconocemos nuestra Comunidad y Guadalupe como ese lugar al que venimos a orar y estar con él.

Nosotros, como ellos, reconocemos que también hemos tenido momentos en los que nos hemos quedado dormidos. Getsemaní no es un refugio, un espacio “burbuja” alejado de la realidad sino que aquí también erramos, fallamos, porque “La voluntad es fuerte pero la carne es débil…”, pero sin embargo aquí nos sentimos aceptados y queridos.

En los Evangelios se hace referencia a Getsemaní como un sitio concreto dentro del Monte de los Olivos. Y esta concreción viene del significado mismo de Getsemaní. Significa prensa de aceite, lagar o, una palabra más conocida por todos: almazara.

En este lugar concreto se molía la aceituna y su aceite servía en Jerusalén para ungir a los reyes y sacerdotes y entre ellos, a Jesús, el Mesías (que significa “el ungido”). El aceite es de gran importancia no sólo en la tradición judía sino también, y como sabéis, en la Iglesia Cristiana. Solemos emplearlo en diferentes Sacramentos como el Bautismo, la Confirmación, la Ordenación sacerdotal y la Unción de enfermos.

En un sentido más teológico, también es en Getsemaní cuando “orando con más fervor” y aceptando la voluntad del Padre, Jesús suda “como gotas de sangre que caen sobre la Tierra”.

Sería así como el mismo Jesús se deja prensar, se deja moler para ser aceite de salvación del Mundo, cumpliendo con la profecía de Isaías:

Él fue molido por nuestras transgresiones, aplastado por nuestras iniquidades. El peso de nuestra paz, cayó sobre Él. Y por sus heridas [de las cuales brotó su sangre] hemos sido sanados.” (Isaías 53:5).

Getsemaní es por tanto un proyecto al que estamos invitados a vivir en Comunidad y como Comunidad: aceptar la voluntad del padre y ser prensados para ser ser aceite/bálsamo para los demás.

Al conocer esto también nos hemos reconocido en nuestra propia historia comunitaria ya que, como sabéis, el primer paso en la elaboración del aceite es “varear” el olivo. Esto se hace agitando el olivo con unas varas para permitir que la aceituna caiga por sí sola.

Y es que en alguna ocasión hemos sentido como algunas de las cosas que hemos vivido han sido un golpe de atención del Padre, como una sacudida… estábamos acomodados, atolondrados, una vez más, dormidos como Pedro y Juan. Y nos hemos sentido vareados, interpelados, descolocados, para caer, pasar por nuestro propio Getsemaní y ser aceite para los demás.

Para terminar y como símbolo, hemos traído esta crema de aceite de oliva con la que queremos ungirnos unos a otros, impregnarnos unos a otros y así permanecer en nuestro compromiso con el resto de Comunidades.

Os invitamos a que os dejéis ungir y unjáis a los que tenéis al lado mientras escuchamos el que ya es nuestro himno: En mi Getsemaní de la Hermana Glenda.

Entonces Samuel tomó el cuerno de aceite y lo ungió en medio de sus hermanos. Y el Espíritu del SEÑOR vino poderosamente sobre David desde aquel día en adelante. Luego Samuel se levantó y se fue a Ramá. (Samuel 16:13)

Avisos de la semana

1. Comisión de economía

Desde la comisión de economía de la parroquia queremos informar sobre la campaña de recibos. Hasta el día de hoy hemos recibido 61 modificaciones y altas. El resultado ha sido de un incremento del 18% sobre el importe de los recibos anteriores. Agradecemos a todas las personas el esfuerzo que han realizado para aumentar su colaboración. De esta manera podemos mantener las atenciones sociales a los más desfavorecidos y afrontar también los gastos de funcionamiento y mantenimiento que configuran el tipo de Parroquia que, entre todos, hemos decidido vivir.

 2. Oración al ritmo del Espíritu

El viernes tendremos la última oración al ritmo del Espíritu del curso. Un espacio de escucha, silencio y contemplación abierto a todos. Será de 19:45 a 20:30 horas en la cripta. Os esperamos.

3. Confirmaciones

El próximo domingo 14, en la misa de 8, celebraremos la confirmación de jóvenes de nuestra parroquia. Estamos todos invitados a participar de este acontecimiento y a acompañarles en este paso tan importante.

4. Operación Kilo

El próximo fin de semana tendremos una nueva operación kilo. No podemos bajar la guardia. Hay muchos hogares todavía con todos sus miembros en paro y que han agotado sus prestaciones.

Ya sabéis que consiste en compartir generosamente de lo nuestro, de lo que tenemos en casa, o bien, de hacer una compra solidaria.