Alguien (A): - Ya se acaba este curso, hace tanto que empezó...

Otro (O): - El domingo ¿estuviste en la convivencia de fin de curso en Los Molinos?

A: - No pude ir, porque teníamos competiciones, pero sí fuimos toda la familia el domingo a la celebración y a la comida. Aunque llegamos un poco tarde, fue muy divertido ver a mis padres jugando con nosotros y después contra nosotros en el Furor.

O: - ¿Furor?

A: - Sí, ese juego en el que se hacen dos equipos, en este caso mayores y menores, y se propone una palabra. Cada equipo debe encontrar y cantar canciones que tengan esa palabra, una vez un equipo y otra vez el otro. Fue muy divertido...

O: - ¿Hubo misa después?

A: - Claro, la habían preparado allí los que estaban en la convivencia desde el viernes. Me gustó mucho compartir también este momento con todos y con familia también. Giancarlo nos tendió una “trampa” durante la homilía, te cuento...

Fue en el frontón, era donde había sombrita, sacó una cuerda y nos puso a unos cuantos menores en un extremo y en el otro a dos mayores. En cada bando había unas chuches encima de una silla. Él no dio ninguna norma del juego ni si se podían o no coger las chuches. Simplemente nos dejó hacer y, como te puedes suponer, tiramos de la cuerda para conseguir las chuches.... La primera vez ganamos y nos fuimos como locos por ellas, la siguiente ganaron los mayores, porque se apuntaron más.

Giancarlo nos hizo caer en la cuenta de la sociedad en la que estamos inmersos, esas ganas de competir por todo, de tener que luchar por todo... Era el día de La Trinidad. Después comimos en el jardín...

O: - Qué buena “trampa”, ¿verdad?...

A: - Sí. Hay que ver, acabo de hacer un “máster” de tres cursos para recibir a Jesús por primera vez y ahora, ¿qué tengo que hacer?

O: - Hacer, lo que se dice hacer, no tienes que hacer nada, simplemente disfrutar de Jesús de una forma distinta a la que venías disfrutando hasta ahora. Puedes hablar con Él de tú a tú y contagiar a los demás de esa alegría que sientes al saber que Él está cerca, muy cerca de ti.

A: - Bueno, pero resulta que ahora también cambian cosas, entre ellas que el curso que viene las sesiones de catequesis ya no son los miércoles. Pasan a ser los sábados por la tarde y no sé si mis padres o mis abuelos van a poder traerme. Además puede que tenga otras actividades que coinciden....

O: - Puede, pero creo que merece la pena hacer un esfuerzo y venir los sábados. ¿Sabes?, cambian bastante las sesiones y los API´s que están con vosotros son geniales.

A: - Pero, ¿tengo ahora que hacer otro “máster” para continuar con el seguimiento de Jesús?

O: - No, “máster” no es. El seguimiento de Jesús es para toda la vida, lo que cambia es tu vida, cómo vas percibiendo su mensaje. Él siempre te acompañará y va a proponerte siempre nuevos retos para vivir con Él y desde Él. Si quieres que te diga la verdad, yo lo voy conociendo poco a poco. Su mensaje siempre es nuevo para mí. Yo no soy siempre la misma persona, voy cambiando y en ese cambio quiero que Él sea el protagonista, el que me impulse y me lleve por donde quiera.

Por eso es una pena que después de ese “máster”, como lo llamas tú, de tres cursos acercándote a Jesús junto con los demás lo abandones y sólo vuelvas a encontrarte con Él cuando alguien te invite a su comunión, o tengas alguna que otra celebración donde Jesús sea el centro.

A: - Pero puedo estar con Él en la oración, no hace falta que venga los sábados, creo yo...

O: - Puedes hacerlo, claro. Pero eso siempre puedes. Sabes que Él está siempre con el wifi puesto. Él sí puede hacerlo pero los mogollones de la vida diaria hacen que si no te esfuerzas Jesús pase a un segundo e incluso último plano en tu vida. También seguirle en soledad es muy complicado. En la familia también suele costar seguirle o incluso hablar de Él, nos suele dar vergüenza.

A: - Sí, fíjate, que en los tres primeros cursos de Génesis siempre había unas sesiones para trabajar en casa con nuestra familia y te puedo decir que no las hemos aprovechado, siempre había otras cosas que hacer o, si teníamos pensado trabajar todos juntos, sonaba el teléfono. Papá o mamá ese día no llegaban a tiempo o cualquier otra circunstancia que hacía dejar olvidada la sesión en casa....

O: - Es importante seguir a Jesús con los demás. Si recuerdas tenemos un Dios que es Comunidad, es Padre-Madre, Hijo y Espíritu Santo. Piénsalo... Los sábados me encontraré con las personas que forman tercero y cuarto de Génesis pero también con los que están en Éxodo y puede que también vea a las que están en Pastoral Juvenil, además de con todos los API´s. Esto hace que ellos también me contagien sus ganas de estar más cerca de Jesús y de conocerle más.

A: - ¿Qué es eso de Éxodo y Pastoral Juvenil?

O: - Como te dije, el seguimiento de Jesús dura toda la vida y en Guadalupe lo hacemos por etapas. Verás: Génesis va desde los 8 años hasta los 12, es decir, desde Segundo de Primaria hasta Sexto. Después de Génesis viene Éxodo que va desde los 13 a los 16, es decir, la E.S.O. Y, no contentos con esto, después de Éxodo, viene la Pastoral Juvenil con sus distintos niveles que dura hasta que las personas ya se hacen adultas y pasan a la Pastoral de Adultos. Incluso tenemos un Grupo, Atardecer, en el que están invitadas todas las personas que son “más” que adultas...

En cada época de nuestra vida nos pasan unas “cosas” comunes y en el seguimiento de Jesús debemos tenerlo presente.

A: - No sé, a mí eso me parece muy lejano. Pero sí creo que las personas con las que he compartido estos años de cate tenían gustos parecidos a los míos y estaban en el mismo curso que yo. Aunque, ahora que lo pienso, sé poco de ellas. Hasta hace poco no las he empezado a tener en cuenta. Quizá cuando celebramos la comunión, me empecé a dar cuenta de que ellas también existen además de mis hermanos o mis hermanas. Puede que sea interesante conocerlas más....

O: - Bueno, si no vienes el curso que viene, ten en cuenta que Jesús siempre está contigo, que en Guadalupe seguiremos con la misa de niños y con otras actividades y que, si quieres “reengancharte”, puedes hacerlo SIEMPRE, a cualquier edad.

¡Piénsatelo! Seguir a Jesús no es una actividad extra-escolar más, seguir a Jesús es mucho más que eso...

Api’s de Génesis

GENESIS_06.jpg

Compartir en FacebookCompartir en Google PlusCompartir en Twitter