El pasado día 28 de febrero de 2017, celebramos nuestra Asamblea anual de socios.

Ha sido un año muy importante en la Historia de nuestra ONG desde sus comienzos. Hemos batido ”el record” de donativos recibidos por parte de nuestras comunidades y de personas anónimas a las que agradecemos infinitamente sus aportaciones.

Gracias a ello y a vuestras aportaciones regulares, nuestra dotación económica a proyectos, presupuestada en 23.600 € para el 2016, se pudo incrementar a más de 32.000€, permitiendo ampliar nuestro apoyo económico a los proyectos e incluir algún proyecto nuevo.

En la reunión dimos un repaso a todos los proyectos en los que hemos colaborado, que podéis encontrar en el vídeo “2016 UNA MIRADA ATRÁS”, que os permitirá conocer nuestro quehacer, para verlo pincha aquí

Como bien sabéis invitamos a estas reuniones siempre a representantes de algunos de las ONG’s con las que colaboramos, pues consideramos muy importante que tengamos un contacto de primera mano con ellas. En esta ocasión contamos con la presencia de dos ONG con las que colaboramos desde hace algunos años: KIVU AVANZA (República Democrática del Congo) y AMIGOS POR LA CHALLA (Bolivia).

Dos ONGs tan distintas, en cuanto a su localización y situación y tan similares en cuanto a sus necesidades.

KIVU AVANZA nos presentó un documental sobre la  zona donde están colaborando. Es  un territorio aislado geográficamente  en una zona de alto riesgo por conflictos bélicos, carente de infraestructuras sanitarias, sin luz y agua para toda la población que vive marginada con un índice de alfabetización muy bajo sin recibir ningún tipo de ayuda gubernamental.

Para paliar la mala preparación de los jóvenes para su futuro, un sacerdote congoleño, Jean Baptiste Migheri Kambale, se propuso construir una Escuela local. De esta forma se evita el enorme absentismo escolar por no tener un centro en muchos kilómetros de distancia, llena de peligros, secuestros, guerrillas...además del pésimo estado de las carreteras, que son casi inexistentes.

La contribución de Dignidad y Solidaridad ha sido para elevar las aulas de Primaria y Secundaria, que ya están funcionando gracias a la colaboración local de las propias familias, muy concienciadas con la situación. De esta forma se ahorra mano de obra y van creando lazos comunitarios.

Más de 300 niños ya reciben sus lecciones en el centro, dando prioridad a niñas discriminadas, niños abandonados o huérfanos.

AMIGOS POR CHALLA también nos mostró imágenes del lugar donde colaboran. El proyecto está ubicado en el altiplano boliviano  a una altitud entre 3500 y 5000 m.

Cuatro mujeres valerosas de nuestro barrio entran en contacto con las comunidades indígenas  de la zona y deciden montar una ONG para ayudar a esta población tan abandonada.

Son aldeas campesinas, con un clima muy frío y seco. Su alto nivel de pobreza se debe a la escasez de alimentos que produce la tierra, al analfabetismo y a las malas comunicaciones.

Hay áreas solo accesibles a pie o llama. Las condiciones de vida son muy precarias,

con enormes problemas de desatención médica, educativa, sanitaria, etc... La ayuda gubernamental tampoco llega a estas zonas tan aislada del país.

Antes de cooperar allí nuestras amigas voluntarias, una religiosa organizaba un programa de sanidad  muy precario. Se utilizaba la Parroquia, único lugar factible para pasar consulta, incluso para dar cursos de refuerzo a los estudiantes. Como cada vez que se daba esta situación, tenían que quitar los bancos de la Iglesia, no era fácil ejecutarlos.

Nuestra colaboración fue para adaptar dos aulas multifuncionales, que contribuyen al desarrollo integral de las comunidades. Además, se les enseña castellano, idioma de vital importancia para que puedan encontrar hueco en la sociedad boliviana, ya que en Challa sólo hablan quechua.

También hemos ayudado en un proyecto de profesionalización de los vecinos de Challa, adquiriendo unas máquinas de coser y tricotar para solventar problemas económicos. Para quien asista a los cursos de costura, se ha puesto en marcha un comedor comunal.

Dignidad y Solidaridad, lleva apoyando ambos proyectos 2 años, dotándoles de medios para potenciar la educación a niños , adolescentes y adultos y el papel de la mujer, tan denostado en esos ambientes, a través de programas de capacitación que les permita el auto-sostenimiento económico.

El entusiasmo con el que los representantes de ambas ONG´s nos transmitieron sus vivencias en ambos proyectos fomentó un diálogo abierto muy interesante entre todos los participantes, aunque se nos alargara la reunión más allá de lo que habíamos previsto.

Aunque no fuimos muchos, desde aquí os agradecemos vuestra presencia a los socios que pudisteis asistir, ya que es la ocasión perfecta para intercambiar información, aclarar dudas y recibir sugerencias, además de entrar en contacto un poco más cercano con los proyectos y con el equipo de DyS. ¡Os animamos a participar!

En este sentido, os comunicamos que uno de los miembros, Carlos Santamaría, dejó la junta directiva de la asociación el mes pasado, por lo que aprovechamos este medio de comunicación para agradecer a Carlos su interés, su dedicación y generosa entrega durante el tiempo que ha formado parte de la coordinación de nuestra ONG. ¡Gracias, Carlos! Igualmente, estamos muy atentos a posibles nuevos voluntarios para contar en breve con el apoyo de una nueva persona en el equipo.

El 2017 se presenta apasionante; seguimos apoyando nuevos proyectos de varias ONGs con las que colaboramos en años anteriores, y abrimos la posibilidad de incorporar nuevos proyectos gracias a vuestro gran apoyo económico. Hemos lanzado una nueva llamada para presentar propuestas de proyectos internacionales en los que podamos colaborar en el 2017. Os recordamos los requisitos básicos:

  • Apoyamos proyectos dirigidos a una población con necesidades específicas y que necesiten desarrollarse
  • Los proyectos deben tener vocación de ser SOSTENIBLES, aunque también podamos apoyar en algunos casos proyectos ASISTENCIALES
  • Deben ser apoyados por una CONTRAPARTE relacionada con la Parroquia de Ntra.Sra.de Guadalupe y con prioridad aquellos en los que colaboren nuestros MISPIS.

Sol Diaz-Maroto está a vuestra disposición para explicar cómo podemos presentar nuevos proyectos a DyS; recordad que la fecha tope es el 30 de abril.

Nos despedimos, no sin antes daros un gran GRACIAS, porque….

“Mucha gente pequeña, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”

DYS_NL05.jpg

Compartir en FacebookCompartir en Google PlusCompartir en Twitter