En la vida atravesamos, en ocasiones, por momentos, o etapas en las que parece que la misma vida se nos viene encima. Duelos, problemas laborales, problemas personales, dificultades de pareja, de familia, enfermedades propias o de quienes rodean... Situaciones duras en las que a veces no encontramos en nuestro entorno cercano el ambiente necesario para descargar nuestra alma, para encontrar la paz perdida, para objetivar el problema que nos agobia.

La Parroquia ofrece un servicio de escucha para ayudarnos en esos momentos. Voluntarios debidamente preparados te van a ofrecer una acogida incondicional, empatía y fundamentalmente escucha.

Si crees que podemos serte útiles, llama a la Parroquia, y pregunta a Laura por el Servicio de escucha. Pronto alguien se pondrá en contacto contigo para acordar un encuentro, y a partir de ahí avanzar hacia esa sanación que necesitas.

Puedes descargar más información pinchando aquí.

escucha

 

Compartir en FacebookCompartir en Google PlusCompartir en Twitter