Hace ya casi seis años, el Diácono Gerardo Dueñas, ordenado en nuestra Parroquia y miembro de la Comunidad Betel, nos propuso un nuevo reto que en principio parecía complicado, como todo lo que suele proponernos, pero que al final ha resultado para muchos una experiencia de vida de lo más interesante.

El reto consistía en animar la celebración dominical en el Hospital Psiquiátrico Dr. Rodríguez Lafora, en el que él está destinado como Capellán. Hicimos un llamamiento a los coros de la Parroquia, y empezamos nuestra andadura. Con participación de los animadores de las misas de 12, 13 y 20 comenzamos a asistir un domingo cada quince días, y a vivir unas celebraciones muy especiales con los pacientes.

Homilías distintas, cantos para animarles a participar, lecturas especiales realizadas por ellos mismos… Toda una experiencia. Conocer a Javi, Gregoria, Lola, el que cuenta chistes, “el legionario”, el perfecto lector de salmos que visita a su hermana todos los domingos, el que baila, la que se santigua sin parar… nos hace salir del Hospital cada domingo con las pilas cargadas, dándonos cuenta de lo que tenemos y siendo conscientes de que, de alguna manera, les hemos alegrado la tarde.

Es una experiencia que vivimos de forma individual, cada uno, como servicio, porque formamos parte de un coro, y comunitariamente, puesto que contamos con la incorporación de la comunidad Tamar que lleva ya dos años participando como actividad comunitaria. De esa manera podemos cubrir todos los domingos y cuentan con animación todas las semanas.

Otro momento espectacular es celebrar con ellos la Navidad. Antes de las Fiestas vamos un día para cantarles Villancicos, y ese día es el más mágico, porque cantamos primero en la Capilla, pero luego hacemos un recorrido por varias unidades de hospitalización, en las que encontramos a los que no pueden o no suelen bajar, pero que siempre se alegran –y emocionan– con nuestra visita.

Creo que el resumen de la experiencia es fácil: estos hermanos que sufren como consecuencia de la enfermedad mental nos dan todo a cambio de nada. ¡Anímate y acompáñanos!

Alicia y Gerardo

Rodriguez Lafora

Compartir en FacebookCompartir en Google PlusCompartir en Twitter