Taller Pareja

¿Cuántos de vosotros habéis tenido la suerte de hacer el Cursillo Pre-matrimonial en Guadalupe?

Pues algunos que no tuvimos la suerte de hacerlo no dejamos de dar la lata e insistir hasta que por fin la pastoral de adultos, recogió el guante y se decidió, no sin mucho esfuerzo, trabajo e ilusión, a ofrecer un espacio de reflexión y puesta a punto para mirar juntos el pasado con gratitud, vivir el presente con pasión y abrazar el futuro con esperanza.

Pensaron en llamarlo “Taller de Parejas”, pero este no es un taller al que llevar el coche cuando ya no funciona y necesita de reparación.

¿Cómo llamarlo entonces?

¿Qué tal ITV de Parejas? Al fin y al cabo se trata de revisar si todo funciona bien o si hay piezas desgastadas que necesitan cambiarse antes de que se estropeen o se rompan.

La ITV va dirigida a parejas que ya van teniendo una cierta “antigüedad”, de 10 a 25 años de vida en común.

Es decir, a los que llevamos juntos más o menos media vida y queremos seguir juntos otra media vida más.

Durante dos mañanas de sábado y dos tardes de domingo nos juntamos 14 parejas dispuestos a dejarnos ayudar, dispuestos a aprender nuevas herramientas para ajustar los tornillos y las tuercas que con el tiempo se van soltando. Todo ello bajo la atenta supervisión de los “inspectores” Fernando M.Sp.S., Jorge y Paz y Luis y Mercedes de la comunidad de Caná.

El trabajo se desarrolla en pareja, no se trata de sacar a relucir los trapos sucios en público, en un ambiente distendido y contando con el ejemplo y el saber hacer de dos de las parejas que durante más años han llevado a puerto los CPMs de Guadalupe.

Las horas del curso pasan demasiado rápido y al final … termina sabiendo a poco. Pero en las pausas de café empieza a surgir una pregunta entre algunas de las parejas: ¿y después de la ITV hay algo mas?

Pues parece que si, que después de la ITV hay mucho mas.

Algunos de los asistentes han seguido reuniéndose para profundizar su relación con Dios desde el compartir con otras parejas.

¿Hasta dónde llegará lo que empezó como una revisión?

Habrá que dejar que el Espíritu siga soplando…

Taller Pareja 2

Compartir en FacebookCompartir en Google PlusCompartir en Twitter