Comuniones 2016 dist

Llega mayo, el mes de la temporada alta de bodas y comuniones, y en Guadalupe hay 45 personas que están nerviosillas, “toca” celebrar su Primera Comunión.

Serán en tres sábados: el 7 y el 21 por la mañana y por la tarde y el 14 por la mañana. En grupos de 9 entre niños y niñas. Tuvimos calor el 21 pero el 7 y el 14 la temperatura fue agradable aunque con lluvia.

Llegan una hora antes de la hora prevista de inicio de la celebración para fotos y para juntarnos el grupo con los API´s (Agentes de Pastoral Infantil) en la capilla del Padre, calmar nervios y orar antes de la celebración.

En la sacristía nos esperan Giancarlo o Gonzalo los celebrantes “alternos”.

Se oye “Un nuevo sitio disponed” que cantan los coros y la asamblea, llegamos al pasillo central de la cripta y los niños y niñas se van acomodando en su banqueta del presbiterio, seguidos del Celebrante y su acólito.

La ceremonia discurre con las presentaciones de los participantes, más o menos largas, los comulgantes leen “el perdón”, “las peticiones”, “las ofrendas”, renuevan las promesas de bautismo, hacen su Credo y acción de gracias. Los padres también tienen su sitio leyendo las lecturas y su acción de gracias y se comprometen con sus hijos a seguir acompañándoles en el don y la tarea de seguir a Jesús.

Los niños y las niñas reciben a Jesús como esperaban, uno a uno el sacerdote se lo ofrece y ellos se miran entre sí o se recogen con Jesús. Alegría, ganas de saltar, ganas de jugar y ganas de vivir una nueva etapa en el camino de la vida al lado y con Jesús.

El objetivo de este segundo año de Génesis es SENTIR  a Jesús y se ha cumplido. Jesús se ha encargado de que lo sintamos cerca los niños y niñas de segundo, sus familias, los sacerdotes y los API´s.

Pero como el seguimiento de Jesús dura toda la vida el camino “que se hace al andar” continúa en Tercero de Génesis y esperamos que los 45 sigan construyendo este camino alrededor de Jesús.

Como API ya es un privilegio no sólo sentir a Jesús sino también poder “verlo” en la mirada de los niños y niñas que este curso lo han recibido a través de la Eucaristía de su Primera Comunión. ¡Gracias a las familias, gracias a vosotros niños y niñas, gracias API´s, gracias mispis!

¡Gracias Dios que nos quieres como somos, desde el pie hasta el último pelo de la cabeza!

Compartir en FacebookCompartir en Google PlusCompartir en Twitter