MSpS03

Nuestra Congregación, como todas las congregaciones religiosas en la Iglesia, está animada (dirigida) por un Superior General y su Consejo. Ambos son elegidos en un Capítulo General, por un período de 6 años. En el Capítulo General participan: el Superior General y su Consejo, el ex Superior General inmediato, los Superiores Provinciales y los diputados electos según un número proporcional al número de religiosos de cada Provincia. Al Capítulo pueden asistir personas invitadas sin derecho a voto.

Además de la elección del nuevo Superior General y su Consejo, los objetivos específicos del XVI capitulo general han sido:

1) Consolidar las 4 líneas de acción congregacionales: 1ª. Revitalizar nuestra experiencia de Dios para que nuestro estilo de vida personal y comunitario sea transparencia de radicalidad evangélica en el modo de vivir la pobreza, en la solidaridad con los que sufren y en la audacia de situarnos proféticamente en la iglesia y la sociedad; 2ª. Cultivar nuestra madurez humana, como elemento indispensable para construir comunidades sanas y de relaciones adultas, a fin de favorecer un proceso constante de conversión integral; 3ª. Reestructurar el ejercicio de nuestra misión, profundizando e implementando la categoría de Pueblo sacerdotal, generando procesos de santidad e impulsando con fuerza el compromiso de solidaridad; 4ª. Hacer una opción por vivir en discernimiento personal, comunitario y pastoral, como mediación indispensable y estilo habitual de buscar la voluntad de Dios; y, como acción transversal, la pastoral vocacional; determinando, en cada una de ellas, los elementos o puntos más importantes en los que debemos centrar nuestra atención y nuestras fuerzas.

2) Discernir y decidir el escenario congregacional al 2034, respecto a algunos elementos fundamentales para el caminar corporativo de la Congregación.

3) Definir el ejercicio de la autoridad en la Congregación respecto a: 1º. el estilo de Gobierno congregacional; 2º. el modelo reestructurado del Gobierno General y 3º. La Estructura del Consejo General;

4) Ratificar los cambios aprobados por el XV Capítulo General a las Constituciones y Determinaciones.

El 16 de febrero eligieron al P. DANIEL RIVERA SANCHEZ, Superior General, y a los PP José Luis Loyola Abogado y Eduardo Ramos Pons.

El 18 de abril dará comienzo el Capítulo Provincial.

El proceso de reestructuración del ejercicio de la misión (REM), vivido en el sexenio 2010-2016, nos ha puesto en camino. Con el esfuerzo y la colaboración de todos, en estos últimos años hemos visto renovada y reforzada nuestra misión en la Iglesia y en la sociedad. Religiosos y laicos, comunidades y plataformas, proyectos y equipos, estamos avanzando hacia un horizonte que nos implica, nos reta y nos ilusiona. Una fecha -el año 2028- nos ayuda a no perder el rumbo ni el ritmo en este camino que juntos hemos emprendido. El trayecto es largo, complejo y no está exento de dificultades. Pero nos sabemos movidos y animados por el Espíritu de Jesús Sacerdote. Ante el ambiente de desaliento que nos rodea, nos “calienta el corazón” el anhelo de una Iglesia Pueblo sacerdotal. Esa es la luz que nos acompaña en el camino y el sol que nos orienta en todo momento.

Para que el horizonte de nuestra misión no se desdibuje, necesitamos volver la mirada a nuestra vida consagrada, a nuestra experiencia de fe y a nuestras relaciones fraternas. Porque con una profunda renovación de nuestra consagración y comunión, la misión será más estratégica y eficaz e impulsará la fuerza transformadora y la fecundidad evangélica que Dios nos pide y espera de nosotros.

Compartir en FacebookCompartir en Google PlusCompartir en Twitter