Editorial

En diciembre pasado echamos a andar. Gracias a vuestra buena acogida y vuestra participación en ir construyendo la revista, queremos seguir dando pasos juntos, aún tambaleantes pero ilusionados. Y aquí estamos de nuevo con vosotros, en otro de los momentos importantes del año; en plena Cuaresma, a punto de vivir el acontecimiento central de nuestra fe: la Pascua de Jesús.

En la Cuaresma se nos invita a prepararnos, a hacer un “alto en el camino” para mirar por el espejo retrovisor y repasar el camino recorrido. Se trata de hacer una “revisión y puesta a punto”, algo así como la ITV de nuestra vida de creyentes; de examinar nuestra vida cotidiana a la luz del Evangelio.

Es tiempo de penitencia y conversión, pero no solo de una manera ritual, plagada de gestos externos, ayunos, vigilias… Tiene que ser una conversión sincera, desde dentro, desde las convicciones del corazón. Tratemos de vivirla con autenticidad y con la alegría de estar seguros que Jesús nos acompaña en la vida de cada día.

Y tratemos de vivirla también dejándonos interpelar por nuestro lema parroquial: con esa “misericordia entrañable” -de las entrañas- que es amor, bondad, comprensión, ternura; con esa misericordia cotidiana, en lo más ordinario de la vida, que nos compromete a entregar algo de nosotros mismos a quien nos necesita; con esa misericordia revolucionaria que es creadora de fraternidad, que puede transformar la realidad y crear un mundo más fraterno.

ECO (Equipo de COmunicación)

Foro Parroquial – La Iglesia que soñamos

El próximo 9 de abril de 2016 celebraremos el Foro Parroquial, al que están invitadas todas las personas de la parroquia y próximas a ella, que quieran reflexionar y compartir sobre La Iglesia que soñamos.

¿Qué es?

Un espacio de participación parroquial y corresponsabilidad que nos ayuda a parar en nuestro ajetreado vivir y escuchar a Dios, compartiendo después lo meditado y ofreciendo propuestas concretas sobre los retos que nos plantea el Plan Diocesano de Evangelización.

También habrá tiempo de charlar, compartir y de tomarnos un café.

No lo olvidéis, el 9 de abril a las 10 de la mañana, nos vemos en la cripta.

¡Os esperamos!

CPM

“Me preguntas si debes o no casarte, pues de cualquier cosa que hagas te arrepentirás.” Desde el equipo de CPM no podemos estar totalmente de acuerdo con esta cita de Sófocles, digamos que lo estamos solo en parte, obvia decir cual… espero.

Este pequeño espacio quiere servir para informar de la actividad de los cursillos prematrimoniales que se han llevado a cabo en lo que llevamos de año escolar. De momento han sido dos, uno en noviembre y otro en febrero. En total, más de 40 parejas han pasado por Guadalupe para tener un espacio de profunda y sincera reflexión sobre su nuevo paso, acompañadas de un renovado equipo de once parejas de monitores conducidas por Gonzalo MSpS.

Las valoraciones del curso por parte de las parejas participantes han sido realmente positivas, por lo que, como Comunidad, tenemos que estar contentos porque el Espíritu ha sabido iluminarnos en este servicio. Y es que, además, como siempre nos confesamos entre nosotros, esto es un regalo para los monitores que hemos participado en los mismos. Sirva esta última reflexión como pequeño reclamo publicitario a seguir ampliando el equipo de monitores.

Pastoral Bautismal

El pasado 6 de febrero tuvo lugar el III Encuentro de Padres de Pastoral Bautismal. A él estaban invitadas todas las familias que habían bautizado a sus hijos a lo largo del pasado año, pero también las que en cursos anteriores habían manifestado interés por volver a asistir.

Comenzamos con una dinámica de presentación, que consistió en dar gracias a nuestra pareja por algo concreto, y de este modo dar a conocer a los demás como es.

Tras esto, se proyecto un extracto de la conferencia “Educación en familia: padres e hijos” de Jorge Bucay, en la que reflexiona sobre “el competir frente al compartir” y como esto puede hacernos ser o no felices

El video, junto con algunas preguntas, sirvió de motivación para el trabajo en pequeños grupos, en el que se compartió la experiencia personal sobre como enfocamos la educación de nuestros hijos. Lo aportado fue muy interesante, y a todos supieron a poco los 45′ dedicados.

Tras una pequeña oración, terminamos, como no podía ser de otro modo, compartiendo una patata.

Aunque la participación fue algo menor a lo esperado, la sensación final fue muy positiva. Esperamos que, el año próximo, podamos contar con más familias, lo que hará mucho más rico e interesante el encuentro.